Latinoamérica requiere una agenda política progresista

Publicado 14-01-2021

Extracto:

En los últimos seis años la desigualdad y pobreza en América Latina han crecido, de acuerdo con datos de la CEPAL en 2019 la región cerró con 27 millones de personas pobres más que en 2014; a través de una agenda política progresista es posible disminuir la brecha de desigualdad social.

De entrada, es importante que todos los países de Latinoamérica estén comprometidos a impulsarla, hoy la tesitura mundial convoca a que sean los gobiernos quienes marquen la directriz para establecer las políticas idóneas para recuperar el crecimiento económico, así como generar las condiciones de igualdad que permitan disminuir las brechas de desigualdad entre una clase social y otra; derivado de la pandemia la clase trabajadora será la que saldrá más perjudicada por la crisis económica, es menester de los Estados impulsar políticas sociales que coadyuven a generar polos de desarrollo que lleven a sus regiones a alcanzar un crecimiento económico con dimensión social.

En Chile, a finales del 2019 y principios del 2020, hubo un estallido social, grandes manifestaciones en las principales ciudades del país andino se llevaron a cabo. El corolario de dichas manifestaciones fue un aumento en la tarifa del transporte público, sin embargo, la raigambre de las manifestaciones sociales fue la desigualdad entre la población chilena, principalmente entre la juventud. Ante la presión social el presidente chileno Sebastián Piñera anunció que su gobierno impulsaría una “Agenda Social” en donde se apoyaría a la clase media y sectores menos favorecidos con reformas y proyectos en materia económica, social y de salud. Esta agenda de arquetipo progresista no se hubiese llevado a cabo sin el reclamo y participación del ciudadano chileno.

Notificar sobre
guest
0 Comentarios
Retroalimentación por renglón
Ver todos los comentarios